ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

lunes, 20 de abril de 2015

Los casos de Leo. Caso IV Escena 1 Sordo

La tardecita de otoño era propicia para un paseo al sol antes de retornar al hogar. Y tal vez para un café compartido con el equipo. Quizás estas fueron las razones para que el detective Leo Damier arriesgase el resto del mes pagando la cuenta de dos cortados y un café con leche tipo palangana con tres medialunas. En torno a la redonda mesita Leo y su fiel ayudante Ignacio de Santa María sorbían sendos cortados paciente y concienzudamente. Por su parte, la bella novata Inés Perta daba cuenta de las medialunas con voracidad.
- Inej, zi zeguís lastrando azí e vas a parezer a Zuzana Himénez... 
- Dejala, pobre, aún no cobró su primer sueldo...
- ¿E te pazó e no cobrazte?
- Ñam, ñam...
- El Principal le descontó los gastos ocasionados.
- ¿En el cazo del egollado?
- No, de la notebook que revoleó al piso.
- Ah, ze enohó orque no andaba.
- No, se tropezó con un cable en la oficina.
- ¿El e la netbuc?
- No, el de la planchita del pelo. ¿Terminaste, Inés, de engullir todo eso?
- Crunch, chomp, ñam... ya termino...
- Jefe, estuvo mueno el aferofi, que se repita...
- ¿Qué "aferofi", mi estimado zapallo?
- ¡El afer-ofi, espués e la ofizina!
 - Dios santo, vámonos. Recuerden que mañana iniciamos la investigación del brasilero que nos encomendó el Principal.

Amanece. Los edificios del centro, alejándose, se obstinan en estirar sus sombras.
- No me gusta este do Ceroso, el brasilero. Siempre con un acompañante. Los tipos que van siempre con un acompañante no son de fiar.
- Como uzted, jefe...
- Calla, zoquete. Nosotros somos de los buenos. Déjame pensar cómo iniciar el interrogatorio de su supuesta socia. Recuerda que la mejor forma de llegar a un ladino es dando un rodeo. El tipo pensará que lo atacaremos directamente como perros de presa. No sabe con quién se mete...
- ¡Ezo, on quiénes ze mete!
- Dije con "quién".
- Ezo. Igual no ze mreocupe, jefe, ya tengo una encuezta mara zacarle data zin e ze avive.
- Aquí es. Baja. Recuerda que somos encuestadores de la consultora de negocios Alca&Cía. Tú haces las preguntas, yo inspecciono por ahí.
- Tlarísimo, jefe...

La casa parecía lujosa, pero no exageradamente. Cuando Ignacio tocó el portero eléctrico dos perrazos se acercaron hasta la reja mostrando que sus fauces no trabarían amistad con desconocidos.
- ¡Muen día! ¿Hay anguien en caza?
- Buen día. ¿Son los encuestadores de la agencia de publicidad y negocios Alca&Cía?
- Azí ez, zeñora.
- Adelante, los perros no los atacarán si no les doy orden de hacerlo. Eso sí, no se salgan de la senda embaldosada, ellos odian que le pisen el césped. ¿El señor que lo acompaña es..?
- Ez mi chofer, ze distrae con jacilidad, ero maneja ien. Ze llama Leo.
- Bien, Leo, si quiere puede sentarse, si no pasee por los patios. Recuerde no enfurecer a Tito y Pelusa.
- Leo, pazee un poco or ahí. Y no toque nada. Omenzemos.
- Bien.
- ¿Nombre y amellido?
- Joana Lizo
- ¿Mrofezión?
- Psicóloga.
- Nebí zozpecharlo. ¿Nazió..?
- Sí.
- Ejem... ¿Uándo nazió?
- Diez de abril de mil nueve setenta.
- Me zuena eza fecha.
- Es histórica.
- ¿Lugar e nazimiento?
- Clínica "La Curita".
- Uf... ¿Localidad?
- Mmmm, Campana.
- Tan, taaann, taaan lejos...
- ...
- Empezemoz con la faze imortante... Uzted me dize la letra.
- Bien.
- ¿Ez agentina? a.- Zí, b.- No
- ¿Y a vos qué te parece?
- No eztá eza opzión...
- Ufff, sí, argentina. Poné a.
- ¿Gana uzted zu dinedo honraramente? a.- Zí, b.- No lo zé, c.- No
- Pero... 
- Nresponda.
- Claro, claro, respuesta a.
- ¿Onoce uzted a angún exdranjero? a.- Zí, b.- No, c.- Onozco caras raras ero no zé zi zon exdranjeros
- Me parece que Alca&Cía está cayendo en decadencia con las preguntas que prepararon... Respuesta a.
- ¿Onoce uzted al emmresario mrasilero Eloy do Ceroso?
- ...
Pero entonces...
 ¡Grrrr! ¡Arffff! ¡Guauuuu! ¡Guauuuu! ¡Grrrr!
- ¡Aayyyyy! ¡Saquen estos perros de aquíiiiii!! ¡¡Me coooomennn!!
- ¡Tito! ¡Pelusa! ¡A la cucha! Pobre, cómo lo dejaron mis cachorritos... ¿Usted los molestó o pisó fuera de la senda?
- ¡Ayyy! Para nada señora, ¡ayyy! se enfurecieron de sopetón.

De regreso...
- ¡Cabeza de palangana! ¡Ayyy! ¡Mirá, me mordieron hasta el culo esos perros demoníacos!
- Zeguro uzted los molestó...
- Estaba viendo cosas interesantes, pero tuve que hacer algo para que dejes de preguntar tan directo y lo primero que se me ocurrió es darle un patadón a un perro. ¡Animal! ¿No te dije que hicieras preguntas sofisticadas y con rodeos para sacarle data a la mina?
- Ez lo que hize...
- ¡Pero qué bolón cachado! Si hasta le mencionaste al empresario Eloy do Ceroso. ¿No te das cuenta de que se va a avivar que estamos tras la pista del sordo ese?
- ¿Uzted cree..?
- Creo que antes de que empiecen a atar cabos va a tener que actuar Inés ablandando al sordo con sus encantos.
- Modría mracticar ablandando gangosos, ¿no?

Continuará



11 comentarios:

  1. Que buen regreso de Leo Damier, Ines Perta y el ayudante torpe, que hace preguntas tan evidentes. ¿Habrá una escena de Ines Perta huyendo con sus ropas rasgadas? ¿Será Ignacio quien salve el día?
    ¿Correrá peligro de muerte la psicologa? ¿Practicar Ines con un gangoso?
    Un principio con intriga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que la historia esté a la altura de las expectativas. Como siempre, en parte está pensada y en parte por hacerse.
      Abrazo

      Eliminar
  2. No se de lo que hablas.....me traes recuerdo con tus letras.
    Me gusta como escribis y eso es suficiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Reco, lo que pasa es que hay historias previas de Leo (I, II y III) y por eso te perdés un poco.
      Gracias por la visita, será retribuida. Besos

      Eliminar
  3. ... y no tengo dudas que los encantos de Inés ablandaran al sordo jaja.
    Que bueno andar otra vez por aquí luego de una pausa obligada por cuestiones de salud, que a Dios gracias voy recuperando.
    Quedo a la espera de la continuidad de esta nueva investigación, la historia viene re linda mi estimado Oso.

    Abrazos y beso.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rem, cuídese, che, que no hay repuestos, o hay pocos.
      Ahora en serio, espero que su dolencia haya sido leve y se reponga cuanto antes.
      Le mando un beso y un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Arrancó bien eh.
    Analizando todos los casos así de una, me doy cuenta de que había una secuencia que no volvió (no se si es porque no querías repetirla), aquella en que Damier atiende por teléfono al Principal delante de Icnazio, ¡quien por suerte volvió!
    Seguiremos este caso de cerca.

    Es un rejunte de lugares comunes pero me divertí mucho con todos los casos

    Abrazo Oso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés razón. Cuando leí tu comentario pensé que no era posible, que había otras secuencias así, pero no...
      Te agradezco que te hayas tomado la molestia de recorrerte todos los casos. Cuando nació esto era para "ir pidiendo consejos y sugerencias" a los lectores. Después, por mi propio abandono tiempo a tiempo se perdió. Igual estos personajes me gustan porque doy rienda suelta a cuanta pavada se me ocurre.
      Abrazo

      Eliminar
    2. Gracias a vos, es un gusto leer estos casos. De ahora en más ayudaremos en lo que se pueda.

      Eliminar
  5. La parte de la encuesta fue mi favorita, gran texto, saludos desde El Blog de Boris Estebitan

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...